Diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo

En el post de hoy os traemos un listado con diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo.

Las actividades asertivas pueden entrenar al cerebro para que sea más resistente al estrés. Con la práctica, las autoafirmaciones pueden ayudarte en tu vida personal y profesional.

Si su mente divaga principalmente por terrenos negativos o poco útiles, no está solo. Muchas personas tienen un crítico interior cuya voz suena fuerte y clara. Las actividades de afirmación pueden poner el poder del pensamiento positivo a su servicio.

Tu estado emocional afecta a tu forma de pensar, y lo que piensas también puede influir en tus emociones. Todo, desde un desacuerdo con un ser querido hasta el estado actual de la política, puede ponerte en un espacio mental negativo.

Y antes de que te des cuenta, esta energía puede filtrarse en tus pensamientos.

Las actividades de asertividad pueden ayudarte a ganar confianza cuando te sientas impotente, a reducir el miedo a ser juzgado y a ampliar tu perspectiva, lo que te ayudará en tu vida personal y profesional.

Su cerebro se adapta y cambia según sus pensamientos y experiencias, un fenómeno conocido como neuroplasticidad. El entrenamiento en asertividad es una forma de autoconversación positiva que crea cambios positivos en sus patrones de pensamiento.

La palabra afirmación significa «una declaración de hecho«. Las autoafirmaciones son afirmaciones sobre ti mismo que te ayudan a mantener tu «valor e integridad percibidos», según una revisión bibliográfica de 2013.

La teoría de la autoafirmación se basa en la premisa de que nuestro sentido del yo es flexible. Cuando tu sentido del yo se ve amenazado, puedes confiar en las autoafirmaciones para mantener tu integridad. Las autoafirmaciones son un recordatorio de tus objetivos, tu valía y tus valores.

Para muchas personas, las autoafirmaciones también actúan como un amortiguador para ayudar a reducir el estrés cuando su sentido del yo se ve cuestionado.

Un análisis de 2015 descubrió que las autoafirmaciones aumentan la actividad en el centro de recompensa del cerebro. Las afirmaciones positivas también pueden desencadenar la liberación de hormonas del bienestar, al igual que el ejercicio. El mismo estudio encontró pruebas de que las consecuencias positivas de las afirmaciones pueden motivar a tomar medidas cuando no lo harías de otra manera.

Diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo

Listado con diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo.

Crear una lista de afirmaciones positivas

Si no sabe por dónde empezar, intente crear una lista de afirmaciones positivas que podría utilizar. Divide las cosas en categorías, como social, emocional, intelectual y física. Por ejemplo, tu lista de afirmaciones físicas podría tener este aspecto:

  • Estoy sano y fuerte.
  • Hago ejercicio todos los días.
  • Nutro mi cuerpo con elecciones de alimentos saludables.
  • Me encanta la fuerza de mi cuerpo.
  • Elijo alimentos sanos y nutritivos.

Hacer carteles de afirmación

Considere la posibilidad de crear unos cuantos carteles de afirmación y colocarlos en zonas clave de su casa u oficina para recordar frases importantes de afirmación.

Por ejemplo, un cartel en tu despensa que diga: «Elijo alimentos que me nutren y me hacen sentir bien» puede recordarte los objetivos que te has marcado. Un cartel en el trabajo podría decir algo así como «Soy valioso para mi equipo».

Encuentra o crea tus declaraciones favoritas

¿Recuerdas esta lista de afirmaciones positivas? Puede que descubras que algunas afirmaciones no te funcionan.

Puede ser útil tomarse un tiempo para crear afirmaciones que le hablen a usted. Intenta hacer una búsqueda en Google o hacer una lluvia de ideas de afirmaciones basadas en tus objetivos. Es normal que pruebes una afirmación y te des cuenta de que no te funciona. Táchalo de la lista y prueba con otra afirmación.


Diga sus declaraciones en voz alta

Prueba a empezar el día diciendo tus afirmaciones en voz alta. Organizar tus pensamientos y decirlos en voz alta entrena a tu cerebro para formar nuevos patrones de pensamiento.

Practicar las afirmaciones puede parecer una tontería al principio, pero perseverar puede ayudar a hacerlas más naturales.

El ejercicio «Yo soy…».

¿No sabe por dónde empezar? Este sencillo ejercicio puede ayudarte a identificar las cosas más importantes para ti.

Completa la frase «Yo soy…» con los primeros pensamientos que te vengan a la mente. Pruebe otra variante si las frases «Yo soy» no le funcionan. La frase «Hoy voy a…» puede ser más eficaz para descubrir tus objetivos y motivaciones.

Diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo

Afirmaciones y meditación de atención plena

La meditación de atención plena te entrena para mantener tus pensamientos en el momento presente y puede ayudar a reducir el estrés y mejorar el bienestar. Intenta añadir una afirmación a tus sesiones de meditación.

Con cada exhalación, di una de tus afirmaciones para ti mismo. Sigue respirando profundamente mientras repites la afirmación una y otra vez.

Recordatorios con notas adhesivas

Algunas personas cambian sus afirmaciones cada día, semana o mes. Las notas adhesivas son una forma sencilla de mantener visibles tus afirmaciones. Considere la posibilidad de colocar uno en el espejo del baño, junto a su puesto de trabajo o junto a la puerta del garaje, para poder consultarlo a lo largo del día.

Anote sus afirmaciones en un diario

Un diario es un buen lugar para escribir y reflexionar sobre tus afirmaciones. Puedes anotar cómo te hacen sentir o te afectan las afirmaciones. Esta estrategia de afrontamiento fomenta el pensamiento positivo y puede ayudarte a comprender mejor tus sentimientos.

Dedicar un día a las afirmaciones

Intenta darte un día especial de afirmación. Podrías :

  • Llena tu casa de notas adhesivas cubiertas de afirmaciones.
  • Haz carteles de afirmación.
  • Diga sus afirmaciones en voz alta durante todo el día, no sólo por la mañana o al acostarse.

Afirmaciones líricas

Los adultos no son los únicos que se benefician de las afirmaciones. Considere la posibilidad de hablar con sus preadolescentes o adolescentes sobre las afirmaciones positivas de sus canciones favoritas. «Happy» de Pharrell Williams o «Roar» de Katie Perry son algunos ejemplos. Intente prestar atención a las posibles afirmaciones positivas cuando escuchen juntos la música o la radio.

El estrés y la ansiedad afecta a todo el mundo. Practicar afirmaciones positivas puede servir de «ejercicio» para tu cerebro cuando empieces a tener pensamientos negativos o poco útiles.

Estos diez ejercicios para mejorar el estado de ánimo pueden ayudarte a empezar a utilizar las autoafirmaciones para recuperar el equilibrio en estos patrones cuando estés bajo estrés.

Si sigue sintiéndose abrumado o tiene dificultades para controlar los pensamientos inútiles, considere la posibilidad de acudir a un terapeuta. En el blog de Medicina de bosque, encontrarás muchos consejos para ayudarte a mejorar tu salud mental.

Leave a reply