Cómo relajar la mente

En este post voy a hablar de cómo relajar la mente, mediante varias técnicas vais a aprender a estar más calmados y conseguir reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Todos alguna vez hemos tenido pensamientos ansiosos, preocupaciones por el que pasará, remordimientos por cosas del pasado, todo estos sentimientos nos ocupan la mente y lo único que logran es estresarnos y abrumarnos más de lo necesario. Lograr gestionar estos pensamientos y saber cómo relajar la mente es todo un reto.

Por suerte para todos existen prácticas y ciertos trucos para aliviar la mente y vivir más tranquilo.

Trucos para relajar la mente

Meditar

La meditación aporta muchísimo beneficios y ayuda tanto física como mentalmente, hay muchos estudios relacionados con esta técnica que avalan la meditación como un método genial para aliviar el estrés, mejorar la salud mental, controlar la presión arterial, etc.



Hay muchas formas de usar la meditación para relajar la mente y reducir los niveles de estrés y ansiedad, uno de los métodos ideales para empezar es la meditación de visualización. Si te acostumbras a meditar y eres persistente, descubrirás cómo relajar la mente rápido y fácil.

Yoga

El yoga es otra increíble método para estar tranquilo y calmado, cuando no sabes qué hacer para relajar la mente. Esta práctica tiene en cuenta la conexión mente-cuerpo y está diseñada para beneficiar todos los aspectos de tu persona.

Si bien puede parecer que solo afecta el aspecto físico, tu estado mental puede verse muy afectado mientras practicas. Cada postura fortalece y mejora la flexibilidad del cuerpo mientras estimula los órganos y promueve la circulación sanguínea. Las posturas también están diseñadas para estimular el cerebro, practicando la concentración y la calma.

Cómo relajar la mente

Momentos para respirar profundamente

El estrés y la ansiedad pueden acelerar tu respiración, dejarte sin aliento y hacer que tu corazón trabaje más de lo que debería. Poco a poco, y sin que nos demos cuenta, llegan las tensiones musculares y los dolores de cabeza. Cuando esto pase, tienes que intentar controlar poco a poco tu respiración.

Comienza colocando tu mano sobre tu vientre y respirando profundamente, notando como se contrae y tu pecho se expande, aguanta el aire unos segundos y ve echando poco a poco, notarás que a medida que va saliendo el aire, se va también parte de tu peso. La respiración es ideal para saber cómo relajar la mente.

Espacios personales

Cada uno de nosotros tiene un espacio íntimo y personal donde poder relajarse y ser uno mismo, algunas personas lo tienen con la música, otras haciendo deporte, dibujando, bailando, como sea. La cuestión es encontrar una afición con la que relajar la mente y ser tú mismo.

Cada persona es diferente, por eso es importante que te centres en encontrar qué método es el mejor para ti. Si aún no has encontrado un hobbie con el que relajarte, te recomiendo que vayas probando poco a poco hasta encontrar que te va bien.

Pared blanca

Es un ejercicio muy sencillo a la vez que efectivo. ¿Sabes esos momentos en los que infinitas preocupaciones te invaden de la nada? Sin saber cómo, te ves envuelto en un mar de pensamientos negativos del que cuesta mucho salir.

Este ejercicio es idóneo para esos momentos que no sabes cómo relajar la mente, corta de raíz los pensamientos y ponte delante de una pared blanca. No hay nada más tranquilizador que el blanco, inténtalo, te servirá para dejar de pensar y relativizar todo.


Atención plena

Otro ejercicio para estar relajado y en paz, se parece bastante a la meditación, pero se diferencia en que el ejercicio de atención plena se puede realizar en cualquier momento y lugar, simplemente trata de estar presente y concentrarte en lo que estás haciendo.

Esta práctica es mindfulness, es tan simple como cuando estés realizando cualquier tipo de tarea del día a día pongas todos tus sentidos en ello, ya sea lavando los platos, recogiendo el piso o tendiendo la ropa, concéntrate en la tarea al 100% y olvida el resto.

Escribir unas cuantas palabras

Una forma fácil y muy terapéutica de relajar la mente es llevar una libreta contigo. Un buen cuaderno para anotar todas esas preocupaciones que de vez en cuando nos asaltan. Libera tus miedos y tensiones en palabras.

Mucha gente lo que hace es posteriormente quemar esas notas para liberarse de esos pensamientos, otras personas las dejan y siguen un diario personal, donde no solo escriben sus preocupaciones, sino también su día a día.

Ir a un spa

Seguro que ya conoces esa sensación tan relajante al salir del spa. Esta actividad te pone de buen humor y tiene muchos beneficios físicos y mentales.

Te recomiendo que si puedes vayas a un spa, no solo a una sauna sino también a que te realicen un buen masaje y logres deshacerte de todas esas tensiones acumuladas.

Música relajante

La música es uno de los mejores regalos de la vida, así que prueba con música relajante para combatir los momentos estresantes. Simplemente siéntete cómodo, encuentra un lugar tranquilo y no te distraigas.

Sólo cierra los ojos, concéntrate en tu respiración y déjate llevar por el dulce sonido. Verás cómo relajar la mente nunca fue tan sencillo.

Cómo relajar la mente

Conectar con la naturaleza

Estar en contacto con la naturaleza está comprobado que tiene muchos beneficios terapéuticos, tanto para cuerpo como para mente, es un método ideal para reducir la ansiedad y el estrés.

Los baños de naturaleza son el mejor método para que entres en contacto con la naturaleza, esta fantástica técnica cada vez más extendida, ayuda cada año a millones de personas a conectar con la naturaleza y sentirse mejor consigo mismo. Si quieres aprender más sobre esta terapia natural de origen japonés, visita este link, TODO SOBRE LOS BAÑOS DE BOSQUE.

Después de todos estos consejos y técnicas espero que hayas aprendido cómo relajar la mente de manera eficaz y sin complicaciones.
 

¡Cualquier comentario o duda es bienvenido!



Leave a reply